652 551 448

La salud de nuestro bebé y el Aire Acondicionado.

19 junio 2019 / Consejos
La salud de nuestro bebé y el Aire Acondicionado.

Las altas temperaturas pueden provocar que nuestro bebé esté inquieto, irritable e incluso que no pueda dormir. De la misma manera que nos sucede a los adultos.

Si utilizamos un buen equipo de Aire Acondicionado, nuestro bebé no tiene porqué ver afectada su salud. Incluso en determinadas circunstancias se puede convertir en algo realmente necesario para evitar problemas de deshidratación en los bebés, especialmente cuando son muy pequeños y sufrimos altas temperaturas, ya que de esta manera podemos evitar un golpe de calor.

¿Cómo afecta el aire acondicionado al bebé?

Evidentemente nuestra responsabilidad es total a la hora de usar el sistema de Aire Acondicionado de manera correcta cuando hay bebés en casa. Nuestro bebé puede estar en un ambiente climatizado teniendo en cuenta algunos factores como la temperatura y la humedad.

Según los médicos el principal riesgo está dado por la creación de moho y hongos, ocasionados por la humedad, que puede afectar sus vías respiratorias. Sin embargo, hoy en día existen equipos de Climatización que evitan la creación de este tipo de bacterias, ya que están diseñados especialmente para personas con problemas alérgicos.

No es bueno que el bebé pase calor, ni sude demasiado. Esto podría producirle sarpullidos en la piel que causen picor o escozor.

Algunos consejos a la hora de utilizar el Aire Acondicionado.

La temperatura más apropiada esta en torno a los 23ºC, no siendo recomendable bajarlo más por motivos de salud y también por temas de consumo. Con esta temperatura conseguimos un mayor ahorro energético.

Lo ideal es utilizar un sistema de climatización por conductos cuando tenemos bebes en casa porque de esta manera conseguimos una temperatura mas homogénea en toda la casa y evitamos los cambios bruscos de temperatura.

Programa el sistema para que se apague a una hora determinada durante la noche, cuando el calor no sea tan sofocante, ya que la temperatura corporal del bebé desciende mientras duerme.

Intenta conseguir un grado equilibrado de humedad en el ambiente. Para ello puedes utilizar también el modo humidificador de tu sistema de Aire Acondicionado si lo consideras necesario.

Revisa los filtros incorporados en los equipos y límpialos con frecuencia para evitar que el polvo, el polen y otras partículas se acumulen en su interior.

Ventila a diario los espacios de la casa.

¡Y disfruta de tu Aire Acondicionado en familia!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies